jueves, 27 de junio de 2013

2013. Capítulo 109 de 365. -El gran problema de las tiendas de cómics-

Como es común en Javier y una servidora, una vez cada X meses bajamos a Valencia en busca de las novedades de cómics, alejarnos un poco del ambiente de Castellón, ir a alguna exposición si vale la pena y, en resumidas cuentas, dejar una pasta en las tiendas de cómics y fnac... o al menos eso hacíamos las primeras veces, ahora ya no.

Y... realmente no sabemos si porque nos hemos vuelto mucho más tiquismiquis a la hora de elegir qué cómic comprar o si es porque ya hemos encontrado nuestro camino a la hora de seleccionar autor/nacionalidad/estilo/editorial/(precio), pero lo cierto es que cada vez que vamos nos cuenta más elegir un cómic.

Hablando sobre ello, encontramos varias respuestas:

- La edición de nuevas historias ha disminuido
- La calidad ha empeorado
- Nos hemos vuelto mucho más selectivos

Que... realmente, las tres valen, pero otro problema es otro: las tiendas de cómics.

Desde que dejé de leer solamente Manga he estado yendo de estilo en estilo hasta que he encontrado el que me gusta leer más, tanto en historia como en dibujo y color, el problema es que acostumbro a fijarme en cómics que no son demasiado llamativos, esos que están en los estantes pero no tienen una gran repercusión, ¿cuál es el problema?

La mayoría de tiendas de cómics solamente se enfocan en dos cosas: Marvel o DC, a veces tienen algo de cómic Europeo o viejos cómics (y Manga, el Manga nunca falta), el problema es que solamente tienen las novedades y con mucha suerte puedes encontrar un cómic algo antiguo, mi pregunta es: ¿por qué hacen eso? ¿qué tiene de malo mantener en las estanterías cómics que no son últimas novedades o que no entran dentro de gran elenco de autores? ¿por qué si hay cómics antiguos deben ser sí o sí de Marvel o DC?

A mi me parece muy bien que las tiendas de cómics quieran especializarse, pero creo yo que si quieren hacerlo deberían pensar también en ese público joven y curioso que quiere abrirse un abanico de nuevas posibilidades. Y es algo que de un tiempo a esta parte he notado muchísimo.

Por ejemplo, en las tiendas Imágenes de Valencia, si vas a la dedicada exclusivamente a cómic, casi todo lo que hay es de Marvel, hay una estantería más que insuficiente que abarcan a todos los demás autores no tan conocidos, ¿en serio no podría ser un poco más equilibrado? Al menos puedes encontrarte viejas reliquias de cómics viejos y de segunda mano... Pero el caso de Manhattan es más llamativo y algo que me recuerda muchísimo al Siragga de Castellón, en ambos la mayoría de cosas que hay son novedades y alguna que otra reliquia (de no menos de dos años), lo peor de todo es el espacio tan mal aprovechado, ¿para qué demonios tienes un local tan grande si casi todas las estanterías están medio vacías?

Es algo que me indigna mucho y encima resta muchas posibilidades a que el público más abierto vaya. Si de todas las tiendas que hay me tuviera que quedar con una, solamente lo haría con Futurama, eso sí que es una tienda de cómics de verdad y en la que dar cómics a todo el público, ese tipo de tiendas son las que espero que se lleven más beneficios, puesto que no tiene solamente las últimas novedades, sino que tiene de todo, sea más o menos conocido, sea Marvel, DC o cómic Europeo, si eres una mente inquieta que va de cómic en cómic es el lugar indicado, verdaderamente creo que debería tener más público por esa simple razón de poder ver la variedad.

En definitiva, cada vez se me hace más complicado elegir qué cómics comprar y más aun con esa tendencia de solamente querer tener las últimas novedades e ignorar todo lo demás, por lo tanto, si alguien piensa hacerse una tienda de cómics, pensad en aquellos que no queremos las novedades, que queremos empezar a mirar cómics sin mirar el nombre del autor o la procedencia y decir "me lo llevo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario