jueves, 20 de junio de 2013

2013. Capítulo 108 de 365. -Mi cruzada contra Apple-

Todo el mundo que me conozca sabe que durante muchos años he estado teniendo una gran cruzada con Apple por mi MacBook Pro 15". Bien, finalmente puedo decir que la cruzada ha llegado a su fin.

Pero antes de explicar la historia agregaré una cosa:

Recomiendo leer a todos los que pasen por aquí, pues es algo que se debería tener MUY en cuenta sobre la manzana mordida de Apple.


Bien, la historia empieza allá por el lejano Septiembre de 2008, año en el que entré en la Escuela de Arte Superior y Diseño de Castellón, maravillosos año en el que Windows Vista aún corría por los ordenadores. Mi idea inicial era comprarme un Sony VAIO pero... vistas por Internet los problemas que llegaba a dar el Sistema Operativo de Windows me decanté a conseguir un MacBook.

En principio me quería hacer con un MacBook negro, pero no estaba, así que acabe haciéndome con un MacBook Pro de 15" y, a partir de ahí, empezaron mis problemas:

- Aun no habiendo cumplido un año en el centro de la pantalla aparecieron 4 pixeles negros bien juntitos formando un horrible cuadrado. En la esquina inferior derecha apareció, a su vez, una rastra de píxeles a medio apagar, lo mismo por toda la pantalla. Apple en un principio me puso muchísimas pegas para cambiarme la pantalla, finalmente lo hizo (gracias al chico del Servicio Técnico de Valencia).

Tras eso contraté el servicio de Apple Care, habiendo fallado una vez... no me fiaba de él.

- Al cabo de poco más de un año la pantalla se infesto de pixeles VERDES. Esta vez no hubieron problemas para cambiar la pantalla.

Eso sí, cuando lo fui a recoger y volví a casa, mi sorpresa fue mayúscula cuando vi que habían salido un nuevo pixel. Claro que... era solo uno.

Y así estuve un largo tiempo más, hasta que casi llegados al final de su garantia y a las puertas de entrar a hacer el Proyecto Final de Ilustración empezaron los grandes problemas:

- No solo seguían los pixeles, la pantalla parpadeaba, SÍ, parpadeaba como si diera interferencias, como si hubieses pasado un imán por delante de ella.

Esta vez, el servicio de Rossellimac en Castellón me dijo que, ya que la garantía de Apple Care estaba a punto de acabarse, que presionase a estos para pedir un cambio de máquina, algo que ya hubieron de haber hecho en su día y no hicieron. Presioné, hablé con el servicio técnico y lo único que conseguí fue un nuevo cambio de pantalla y de una de las placas, les adverti que debía haber algo más, pero lo ignoraron.

Obviamente, en menos de un año el problema se intensifico, ya no solo la pantalla empezaba a parpadear y mostrarse interferencias, sino que la máquina se colgaba y dejaba completamente de funcionar, imposibilitando prácticamente un nuevo arranque, pues o no llegaba o al rato dejaba de funcionar.

Esto último fue el pasado verano, lo llevé para que vieran que podía ser, ya que en un principio parecia que fuera del Disco Duro, pero estaba todo bien. Finalmente lo llevé a Castellón de nuevo y ahí lo deje bastantes meses para que pudieran verlo con toda la calma del mundo, arreglarlo y probarlo. El resultado fue nulo, ya que cuando volví a buscarlo no tardo ni una hora en volver a dar el MISMO problema, así que desisti de intentar arreglarlo a corto plazo, ¿para qué? Ya tenía un iMac y estaba claro que no lo iban a arreglar.

Aún así, hace unas semanas lo llevé de nuevo, explicándoles que no tardó ni una hora en volver a dar el problema y que lo arreglasen de una buena vez. Y entonces... hallaron la luz.

¿El problema? Era simple, su tarjeta gráfica NVIDIA venía con un problema de fábrica, TODOS los MacBook Pro que salieron de fábrica junto con el mío tenían el mismo problema, ¿cómo es que antes no se habían dado cuenta? La solución es sencilla:

Para que el error en la Tarjeta Gráfica saltase debía darlo en ese mismo instante, Apple tampoco avisó de que esos ordenadores venían con dicho problema y, como salía a la larga, podías tener la suerte de que te saliese o no, yo tuve la suerte (o mala suerte) de que aún sin haber cumplido un año apareció. Pero claro, entre el desconocimiento total de unos por parte de Apple y que el error no se manifestaba en esos momentos, ¿qué se podía hacer? Nada, salvo ir cambiando las pantallas y componentes en vez de haber cambiado el ordenador desde primer momento, ¡Apple ya sabía que existia ese fallo, no les hubiese costado nada cambiar la máquina y arreglarlo!

Pero sí, esta última vez los Astros se alienaron y el problema salió a la luz, Rossellimac entonces me explicó lo que acabo de decir y que, hasta Diciembre del 2012 Apple cambiaba dicha pieza, estuviera en garantia o no. Apple les denegó a ellos el cambio porque "esta fuera de fecha" y me recomendaron que hablase directamente yo con ellos, puesto que mi ordenador ya tenía un bonito historial de incidencias.

Aún así me tocó hablar con Apple dos veces, la primera me la denegaron y entonces fue cuando, al volver a hablar con los de Castellón me dijeron el número historial de todas las incidencias para que volviese a llamar y consiguiese que me cambiaran la pieza.

Volví a llamar y, cuando di el número las cosas cambiaron, el servicio técnico de Apple vio en ese momento que el ordenador desde un principio ya tuvo el error, que la culpa fue totalmente de ellos y que desde un principio me hubieran de haber cambiado. Por lo cual se hizo la luz y, al fin, casi cinco años después decidieron que lo mejor era cambiarme totalmente el ordenador.

Por lo que, después de estar cinco años enfadada con Apple y su servicio, tengo algo bueno que decir de ellos:

Hicieron lo justo y ahora tengo un nuevo MacBook Pro de última generación.

De todas formas, Apple tuvo una estrategia muy guarra. No avisar del problema con el que venían esos ordenadores hasta que fue demasiado tarde, encima no admitirlo cuando habían indicios si dicho problema no aparecía en el momento en que llevabas el ordenador y, encima, querer hacer creer que el problema es otro es algo que se debe tener muy en cuenta. Estoy contenta con el resultado y he recuperado un poco la confianza hacia la manzana mordida y estoy contenta con el servicio que he tenido en Rossellimac y la chica que llevó éste último problema. Pero ni de lejos estoy contenta con la estrategia que usa Apple con sus garantias y su forma de tratar al cliente hasta que no es un caso tan vistoso como el mío, pues el problema apareció cuando el ordenador no tenía ni un año de vida.

Apple, si tienes un error reconócelo y no te calles, no esperes a que los usuarios tenga la fortuna o desfortuna de que aparezca ya cuando sea demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario